jueves, 23 de abril de 2009

Perdidos en el ciberespacio

Se lo tengo dicho a todo el mundo. Que yo mantenga mi vieja dirección @hotmail.com sólo se debe a que son pocos los amigos míos que usan gchat. La casilla de mail la abro una vez cada diez días, con suerte. Y sólo envío mails desde ahí en situaciones desesperadas. La última fue hace ya más de un año, para una ocasión tan particular que todavía la recuerdo.
Pero no hay caso. Tengo dos o tres conocidos que insisten en mandarme mensajes ahí. Son, sobre todo, ex compañeras de secundaria y familiares, gente que me tiene asociada con hotmail desde que abrí la casilla, hace doce años. Así que sigo sin resignarme a dejarla morir, y cuando veo que pasa la veintena de mensajes sin leer (90% de spam, por lo general) entro y hago limpieza.
Así es, entonces, que el tedio habitual se vio esta vez quebrado por la última ocurrencia del equipo del señor Billete Portones:

Photobucket

¿Una retomada del antiguo "conócete a ti mismo"? ¿Un pacto entre H.I.J.O.S. y Microsoft?

Sí, muy bien, acertó, es todavía más bizarro que eso:


Photobucket


No sé si facilitarme la vida, pero al menos la gente de Billete Portones consiguió, otra vez, levantarme el humor.

2 comentarios:

mmmoira dijo...

Aaaajajjajajaj es increible.
Es bizarro en cada detalle, hasta que llegás a leer la parte de "facilitarte la vida", y ahí se vuelve patético.
Será que siempre borro ese tipo de mensajes antes de siquiera leerlos... Ahora que sé que vienen con dibujitos y frases brillantes, voy a empezar a abrirlos más seguido.

Atenea dijo...

Sí, yo suelo borrarlos sin abrirlos, pero el título prometía una experiencia bizarra de las buenas. Hay que decir que superaron ampliamente todas mis expectativas.