viernes, 31 de julio de 2009

Limbo






Hoy entregué la última monografía de mi carrera.








Hace varios días que la tenía terminada.








Sigo de vacaciones en el trabajo hasta el lunes.










Este mes tendré muy poco tiempo libre para tocar, leer, escribir, existir.







Cuando necesito ordenar mi cabeza, ordeno mi biblioteca.








No sólo por falta de espacio agregué cuatro estantes y cinco cajas para fotocopias.








Y definitivamente no por necesidad cambié casi por completo los criterios de organización de mis libros.







El futuro incierto se come el presente; creo que esa podría ser una definición posible de la esperanza.







O del limbo.

7 comentarios:

Esteban S dijo...

Déjeme aclararle que mostrar su biblioteca de esa manera es un gesto de salvaje impudicia.

Me encantó.

Kubla Khan dijo...

don't laugh at the spanish below, you are warned.

Por qué ha cambiado la cara de tu blog? Creo que no es usted! es más digital, el tipo de miedo. de todos modos, esto es en español. el mensaje se pierde en su idioma.

Atenea dijo...

Esteban: Menos mal que sólo fotografié libros y objetos durmientes. Gracias.


Kubla: ¡Wow, qué sorpresa! No, ni se me ocurriría reírme.
No sos el primero que me lo dice, parece que a la única a quien le gusta ese encabezado es a mí.

chuc dijo...

que no te coman el presente, que no te quiten la esperanza.

ps. adoré tu corner!

mmmoira dijo...

Felicitaciones, la entrega del último trabajo ciertamente es un evento fundamental en cualquier puanense!
Y hermosamente envidiable la biblioteca :)

Athena Soorie dijo...

ay me gusta tu cuarto de lectura!

IAN dijo...

Felicitaciones.
Por mi parte, mi biblioteca es un desastre siempre, por más que quiera un mínimo de orden (igual que mi cabeza)